El Señor de la Rueda

De cómo Sir Pertinax le Percutens fue armado caballero y nombrado el Señor de la Rueda

El señor de la rueda
Autor

Gabriel Bermúdez Castillo

1ª Edición: 1978

Web del autor

¿Qué opino?


De este libro atrajeron mi atención dos cosas: la portada y que yo creyera que era ciencia ficción española. Después de muchos años le sigo dando vueltas a la relación entre la portada y el contenido. Con respecto a la temática no estaba equivocado… a medias.

Desde el principio te topas con robots, vehículos y transmisores pero lo que no me esperaba era que se mezclaran con caballeros, damas, justas y el mismísimo Rey Arturo.

Me gusta la naturalidad con la que Gabriel Bermúdez descubre al lector este mundo de contrastes. A través de los ojos de un joven caballero y su sirviente nos adentramos en una sociedad bastante liberal donde también veremos que hay dos cosas imperdonables: ser descortés y quedarse parado.

¿Qué te vas a encontrar dentro?


No hay ciudades ni casas; nada que suponga estar quieto en un lugar. Los personajes nacen, viven y mueren en unos vehículos llamados castillocares que están en continuo movimiento. Es un planeta donde lo que no es naturaleza es una carretera, y hay muchas, excepto el castillo de un misterioso Rey Arturo, el único edificio. De acuerdo, también existen los asteroides, una suerte de lugares donde, cual supermercados, los caballeros se aprovisionan mas nadie los habita.

Aunque el protagonista lo viva todo con normalidad, el autor consigue que uno se pregunte cosas durante la lectura. Aceptamos las reglas de ese universo pero ¿qué es lo que está ocurriendo?

Aquí lo dejo porque a medida que voy escribiendo más riesgos hay de destripar la historia. Si bien ningún libro se lo merecería, éste menos que la mayoría.

Es uno de mis libros favoritos y se lo aconsejo a cualquiera que le guste la ciencia ficción.

SUBIR